sábado, 8 de marzo de 2008

Se fue, se ha ido.

Todos los viernes por la noche se encuentran en un pequeño bar de la ciudad para inyectarse en vena su droga favorita. Se tienen el uno al otro pero están solos, no hay nadie a quien puedan sonreír de verdad. Suelen sentarse en un rincón oscuro, alejado de miradas indiscretas; escondiendo su palidez morbosa y las inquietas ojeras que actúan como imanes de la tristeza, agónicamente silenciosa. No hay nada que hacer, quizás pedir otra copa. Entre copa y copa mienten por omisión. Lloran cuando no saben qué decir, y dicen lo que no se atreven a llorar. La esperanza es su droga favorita. Renace de sus cenizas y se introduce en el cerebro como un juguete de plástico engullido por un retrete. Terminarán por imaginar lo que no es y escuchar sólo lo que les interese, hasta que se queden sin aliento.

Tal vez su final sea la forma de morir más bella. No se preocupen. Nadie llorará. No habrá sangre ni sarcófago de madera. Hay muertos que respiran y sienten. Vivos que están muertos, aunque nadie se dé cuenta.

22 comentarios:

Vértigo

Increíble, transmite tanto tu relato, dice tantas cosas y tan bien dichas. Y me recuerda que no quiero ser.

R.

La esperanza es su droga favorita.

Es especial, ya te lo he dicho, me gusta y mucho.

Abril

Esperanza... Esperanza mejor teñida de verde que de negro.
Es lo que ayuda a buscar el lado positivo a todos los problemas; a hacer frente a lo que venga con calor y autoconfianza.

Bambu

La esperanza es necesaria pero en pequeñas dosis y siempre controlada, si ingerimos más de la cuenta corremos el riesgo de perder el juicio y vivir en la irrealidad.

Bambu

La esperanza es necesaria pero en pequeñas dosis y siempre controlada, si ingerimos más de la cuenta corremos el riesgo de perder el juicio y vivir en la irrealidad.

Paula

Hay veces que sencillamente merece la pena perder el juicio....

Montones de besos!

Anónimo

sÓlo si tienes esperanza mantienes tus sueños, sÓlo si sueñas vives de verdad...

Y seguiría esperando en NuncaJamás mi bici, será la edad del pavo o será que.."Se tienen el uno al otro pero están solos, no hay nadie a quien puedan sonreír de verdad..."
pequeño escritor...me debes algo :D

primaveraenchernóbil

Enhorabuena por tu blog! he estado hechandole un ojo y me parece muy interesante... te agrego en favoritos ok? bueno un saludo

Ene

No te olvides de mí.

Anónimo

Muchas veces la esperanza es lo unico que queda...

Un besito!!*

**LuNa**

lost girl

<<"No pretendía hacerte daño"
Me dijo algo parecido antes de marcharse.
Tantos años a mi lado, susurrándome al oido que siempre estaríamos juntos. Pero ella me falló.
En el fondo sabía que llegaría ese momento. Un día, sin venir a cuento, me despertaría y ella habría partido.
¡Zas! Y ya no estaría.
El día pasó y yo sigo aquí.
Ahora me doy cuenta de lo necesaria que era Esperanza.>>

Jorge Queirolo Bravo

Es un cuento muy expresivo y que aborda una realidad bastante compleja. Tiene unos vericuetos sicológicos sencillos, que envuelven al lector suavemente, para así trasladarlo a la vivencia momentánea de los personajes. La trama es correcta para un relato de esa extensión.

Jorge Queirolo Bravo

Malena

Hola!

Te debía un comentario desde hace mucho tiempo (siento haber tardado tanto) y un agradecimiento porque tu me hayas dejado el tuyo :).

Impresionante lo que has escrito, llega.
Yo siempre he dicho que la esperanza es el peor de los venenos.

Me ha gustado hacerte una visita, asi que volveré más por aquí, si no te importa :P.

Un saludo.

Male.

CaTpRiNcE

Siempre me alegro de pasar por aqui, me encantan tus relatos... tienes tanta razon cuando dices que hay muertos que respiran y sienten y vivos que estan muertos, aunque nadie se de cuenta...


Un saludo!!!

Ene de Nadie, de Nunca.

Yo he perdido la cuenta de las veces que me he dado cuenta y me gustaría no haberlo hecho.

Hurí

Producto de la soledad nacen esas complicidades que se alimentan del llanto y de la dicha, aunque parece que compartir el llanto, rebasa incluso ese límite y te acerca, casi, a una comunión.
Me encantó el relato.

Marie Augustine Raymond .-

muy buen blog,
me gusto mucho lo qe escribes

De acá

Es verdad...
yo respiro y siento..

Leticia Moreno Pérez
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Leticia Moreno Pérez
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Leticia Moreno Pérez

Jamás pensé que pudiera caber tanta belleza en la historia de unos borrachos desamparados.

Anónimo

Me encanto el texto. Me aposiono la historia que se contaba en el, decia tanto escondido entre las palabras.
Hice un video leyendolo, y lo cierto es que disfute mucho con el montaje del mismo.

Un saludo, nuevamentenueva

Publicar un comentario